¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES DE LA OBESIDAD?

La obesidad se asocia a un aumento de la prevalencia de muchas enfermedades (cardiopatías, diabetes, dislipidemias, hiperuricemias, etc.) y es un factor de riesgo de mortalidad. 

En los últimos años se ha observado que el metabolismo de la grasa abdominal, previsceral y periférica es diferente, por lo que según la distribución de la grasa en el cuerpo tendremos menor o mayor riesgo cardiovascular. La obesidad con distribución androide (forma de manzana) es la que más riesgo cardiovascular tiene.

Obesidad e hipertensión arterial

El aumento de la presión sanguínea puede ser el resultado de un incremento de la resistencia arteriolar periférica, que se traduce en un aumento de la presión arterial. La pérdida ponderal de peso mejora en muchos casos la hipertensión. Aproximadamente, el 50% de los hipertensos son obesos.

Obesidad y enfermedades cardiovasculares

La prevalencia de hiperlipidemias es más alta en los individuos obesos que en la población en general. Existe una relación positiva entre la obesidad y los niveles de triglicéridos, colesterol total y LDL, así como una relación inversa con los niveles plasmáticos de HDL. Con la pérdida gradual de peso estos parámetros suelen mejorar.

Obesidad y diabetes

Son muchos los estudios que relacionan la obesidad con un aumento de la diabetes mellitus tipo II. La obesidad se asocia a un hiperinsulinismo relacionado con la resistencia periférica a la insulina, debido a una disminución del número de receptores para esta hormona. La pérdida moderada de peso conduce a una mejora de los niveles de glucosa y estos cambios se producen muchas veces con pérdidas de peso entre un 5 y 10%.

Obesidad y patologías digestivas

Algunos estudios relacionan la obesidad con la aparición de hernias de hiato, litiasis biliar, esteatosis hepática, etc.

Obesidad y enfermedades respiratorias

Las apneas obstructivas del sueño se relacionan muchas veces con la obesidad. Esta enfermedad produce paradas respiratorias (apneas) e hipersomnia diurna, cefaleas y falta de concentración a quien las padece.

Obesidad y dislipidemias

Las personas obesas tienen más tendencia a presentar niveles altos de colesterol total, colesterol LDL y triglicéridos, así como, valores bajos de HDL. La pérdida de peso supone una normalización de estos parámetros en muchos casos. Las dislipidemias junto con la hipertensión, diabetes e hiperuricemias, son factores de riesgo para presentar enfermedades cardiovasculares.

Obesidad y patologías óseas

Nuestro esqueleto no está preparado para tener que soportar un exceso de peso, pues esta situación se traduce en un mayor desgaste de las articulaciones. Cuando la obesidad se manifiesta en edades tempranas, puede ocasionar una mala formación ósea.

 Obesidad y cáncer

La obesidad se asocia a una mayor mortalidad por determinados tipos de cáncer (próstata, colorectal, cáncer de útero, ovario, endometrio, mama, etc.).

 

Obesidad y enfermedades

Deja un comentario:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>